LA LABOR QUE CUMPLE EL FOTOPERIODISTA DENTRO DE LA PELÍCULA “CIUDAD DE DIOS”

El fotoperiodismo es sin duda alguna uno de los trabajos más apasionantes, aventurados y con responsabilidad social que existe, puesto que representa entorno de una realidad social determinada a través de imágenes, las mismas que tienen el poder de mostrar al mundo los conflictos, guerras, problemas sociales, demostraciones artísticas, eventos o sucesos determinados. Siempre y cuando estas demuestren la escenario de lo que acontece sin dejar que se interprete de manera diferente, para ello el trabajo que realiza el fotoperiodista o reportero gráfico tiene que tener en cuenta el poder de la composición, pues teniendo como base esta premisa de la composición la imagen de lo que está aconteciendo tendrá mucho que decir a través de los hechos que la representan.

El contar el hecho y usar texto en un fotoreportaje ha sido también un aspecto importante dentro del trabajo de un reportero gráfico puesto que con su uso se ha dotado mayor veracidad al trabajo informativo y periodístico.

El fotoperiodista tiene la función social de ilustrar y mostrar aquellos acontecimientos que no se muestran además de contribuir al desarrollo crítico de la sociedad para hablar de aquellos problemas que no se hablan y revelar aquellos temas que se esconden. Es decir hacer visibles a los invisibles, para mostrar sus historias luchas y culturas.

Muchas de las veces la objetividad del fotoperiodista hace que se ponga en peligro en diferentes situaciones sin embargo el objetivo que tiene de por medio hace que esos riegos valgan la pena.

El papel que realiza un fotoperiodista dentro de un contexto de conflicto es digno de admirar más cuando se trata de un conflicto de guerra, narcotráfico y vandalismo como es el que se presenta en la película “Ciudad de Dios”.  Al estar rodeado de una serie de conflictos el fotoperiodista aprovecha las facilidades de vivir envuelto dentro del problema para dar a conocer con una serie de fotografías lo que sucede. Lo hace con el objetivo de informar lo que está ocurriendo dando a conocer: el asesinato a personas, narcotráfico y el perfil de mafiosos jóvenes, la criminalidad en convertir niños asesinos hace más implacable e impresionante el trabajo de este fotorreportero puesto que muestra tal cual la realidad de aquella época.

Aunque muchas de las veces la labor del fotoperiodista sea cuestionada y criticada por la crueldad con que se muestran los hechos a través de las imágenes, es necesario, porque a través de ellas los espectadores podemos conocer los conflictos sociales, la violencia a los derechos humanos entro otros problemas que pasan pero no los conocemos.

En este caso era necesario  permitir que el espectador sintiera el drama que se vivía dentro de las favelas, las emociones como el miedo y la angustia que se reflejaba en los rostros ante la guerra inminente producto del narcotráfico además de la crueldad y frialdad con que empuñaban el arma para matar al enemigo. Es por ello que la cámara puede transmitir vívidamente puesto que a través de lo que se fotografía se puede sentir una serie de emociones.

REFERENCIAS: http://elfotoperiodismo.blogspot.com

/http://www.cinemania.es/noticias/10-cosas-que-probablemente-no-sabias-de-ciudad-de-dios/

LINK AL VÍDEO :   http://gnula.nu/drama/ver-ciudad-de-dios-2002-online/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s